Ya sé.
¡Que paja que sea así!
Pero bancame un toque, no te vayas.
Dame un minuto y lee.
Te va a hacer bien.

No quiero que sientas lo que se siente cuando algo no resulta ser como esperabas.
Dickens dice que eso que llamamos fracaso es una oportunidad para aprender.
Eso es lo que da paja.
Disponerse al proceso.

Pero es pereza.
Nada más.
Cómo me dice una consultante a la que quiero mucho: “con el Tarot aprendí que hay momentos que son difíciles y que no pasa nada terrible”.

Exacto: no pasa nada terrible.

Es tu responsabilidad aprender a amarte.
A no castigarte por no ser perfecto.
A darte permiso para explorar todo tu potencial.

Send this to friend